Saltar al contenido
Centro de Información Médica | El Blog de la Salud

Cómo tratar una ranula

Última actualización: 16 febrero, 2017
Por:
Cómo tratar una ranula

Cuando las mucoproteínas, que son segregadas por las glándulas salivares, se acumulan en una formación cerrada en la boca, pueden causar el crecimiento de un tipo de formación llamada ranulas en la superficie de la membrana mucosa.

Las ranulas tienen más probabilidades de aparecer debajo de la lengua y debido a alguna lesión. A veces incluso pueden desaparecer por su cuenta y no están entre los graves problemas de salud. Pero, el problema es que las ranulas son propensas a volver y pueden ser muy molestas, causando dificultades durante los procesos de masticación.

Tratamiento no invasivo

Aunque para esta condición la cirugía es la opción más común, hay una manera menos agresiva de ocuparse de las ranulas. Especialmente si hay varios puntos afectados por ranula, los medicamentos esteroidales se prescriben para ser aplicados directamente en la superficie de las formaciones. Estos esteroides tienen una característica beneficiosa de prevenir el retorno de las ranulas. Por supuesto, se aplica más de una vez en algunos intervalos a diferencia del tratamiento con el ácido gama-linoleico. Este tratamiento no es tan eficaz, ya que muchos de los pacientes experimentaron otro brote de ranulas después de la primera intervención. Así que la solución más sabia es tratar la causa de las ranulas.

Tratamiento quirúrgico

Este tipo de tratamiento es más popular simplemente porque es mucho más eficaz. La intervención más común es la eliminación de una ranula, que puede ser seguida por la eliminación de algunas glándulas salivales cercanas con el fin de evitar el riesgo de que la condición se repita. Sin embargo, este problema generalmente tiende a suceder de nuevo si sólo el contenido de una ranula (que se llama mucina) es aspirado.

Pero, dado que la eliminación de toda la ranula es muy arriesgada si es bastante grande, el procedimiento mencionado de succionar el contenido es la mejor solución. Sin embargo, este procedimiento es el más eficaz en todos los niños, porque su tejido puede regenerarse y enconarse. Se hace con la aplicación de ciertas fibras en el punto afectado, que tendrá un efecto similar a una esponja en el agua.

Existen otros procedimientos quirúrgicos que se basan en la insensibilidad del tejido, como el electrocauterio (con instrumentos calentados por corriente eléctrica), la criocirugía (por congelación) y la ablación o vaporización con láser. Estos procedimientos son aún más eficaces que los tratamientos que implican inyectar la toxina botulínica A o un fármaco contra los estreptococos.

Sin embargo, el riesgo de regreso de las ranulas es menor cuando se realiza el procedimiento sencillo de realizar la incisión y retirar el contenido líquido de la misma, pero aún es mejor quitar toda la formación y la glándula salival asociada. Después de la cirugía se debe seguir una dieta basada en evitar los alimentos sólidos y los cigarrillos.